lunes, 7 de noviembre de 2011

Azúcar de lujo: a más de 2000 euritos el kilo

¿Pagaría usted más de 2 euros por un gramo de azúcar, sabiendo que lo puede comprar en el súper por menos de un euro el kilo? ¿No? Entonces, desengáñese: si usted es uno de los creyentes en la homeopatía, usted está comprando azúcar a un precio desorbitado. Tomemos como ejemplo el Oscillococcinum, un preparado (me niego a usar la palabra medicamento) homeopático muy consumido, que según los brujos homeópatas se utiliza como tratamiento preventivo y sintomático de los procesos gripales.


En el prospecto podemos leer lo siguiente:

OSCILLOCOCINUM se presenta en caja de 6 tubos - dosis de 1 gramo.
La sustancia activa en cada tubo -dosis de 1 gramo es: Anas barbariæ 200 K................. 0,01 ml
Los demás componentes por cada tubo - dosis de 1 gramo son sacarosa (0,85 gramos) y lactosa (0,15 gramos).

Es decir, en una pastillita de un gramo hay 0,85 gramos de sacarosa (azúcar, el que se pone en el café) y 0,15 gramos de lactosa (otro azúcar). Peso total, ¡un gramo! Pero cuidado, hay más: 0,01 ml de Anas barbariae 200 K. Es la clave de la pócima, la "sustancia activa", afirman los curanderos homeópatas. Con esta ínfima gotita empapan el excipiente azucarado. ¿Qué es la poción mágica conocida como Anas barbariae 200 K?
Durante la brutal epidemia de gripe española de 1918, el "médico" Joseph Roy creyó ver en muestras de fluidos corporales de pacientes con diversas enfermedades como gripe, cáncer, sífilis, tuberculosis... el mismo microbio: un coco doble (diplococo) con un curioso movimiento vibratorio, de ahí el nombre que le da: oscilococo. Pero si hay algo curioso en el microbicho es que ¡no existe! Se trataba de lo que se conoce como un artefacto en la observación, casi siempre causado por suciedad en los oculares o en los objetivos de los microscopios. Un detalle sin importancia que no importa a los chamanes homeópatas. Más detalles sobre el microbio que nunca existió en el monográfico de ARP-SAPC. Y ahí va la fórmula del brebaje, copiada tal cual del artículo de la Wikipedia:

1- Llenar una botella estéril de litro con una mezcla de jugo pancreático y glucosa.
2- Coger un pato silvestre, cortar su cabeza y extraer su hígado y su corazón.
3- Añadir a la botella 35 g del hígado y 15 g del corazón.
4- Dejar la botella en reposo durante cuarenta días; hígado y corazón se disolverán.
5- Llenar un recipiente limpio (no importa el tamaño) de agua ultra pura.
6- Añadir al recipiente una gota del extracto contenido en la botella.
7- Agitar enérgicamente ("sucusión" en la terminología homeopática).
8- Vaciar el recipiente.
9- Volver a llenar el recipiente con agua pura.
10- Repetir los pasos anteriores (agitación, vaciado y rellenado) 200 veces.
11- Usar el agua obtenida para empapar tabletas de lactosa de 5 mg.
El método usado para la dilución es el de Korsakov, aprobado por Hahnemann en 1832, que difiere del más habitual en que usa siempre el mismo recipiente, en lugar de tomar uno limpio cada vez y añadir una pequeña muestra de la dilución anterior.

Un momento, se estará diciendo. ¿Por qué se utiliza como fuente del microbio que nunca fue el corazón y el hígado de un pato? Porque así lo decidió el chamán Roy sin explicar el porqué. Genial, ¿a que si? Y ahora, y si quien está leyendo esto aprobó la química de 3º de la ESO y recuerda lo del número de Avogadro, caerá en la cuenta que el punto 10 del ritual de preparación lo que consigue es que no haya otra cosa que agua pura en el pomposamente llamado Anas barbariae 200 K. Incluso si en el hígado o en el corazón del pobrecito pato hubiera (que no los hay) los inexistentes oscilococos, la extrema dilución los haría desaparecer mucho antes de completarse la cifra de las 200 diluciones sucesivas. Ni una sola de las moléculas que han podido liberar las vísceras del ave están en el agua. Se llamará Anas barbariae 200 K, pero es agua. Agua pura con la que empapar las pastillitas de azúcar. Qué más da si son de 5 mg, como indica la Wikipedia, o de 1 g, como lo prepara la gigantesca multinacional del homeotimo Boiron.
Y ahora, unos sencillos cálculos: la presentación de 6 gramos cuesta 13,80 €, lo que hace un precio, para que nos entendamos mejor, de... ¡Azúcar a 2300 € el kilo! Buen negocio la homeopatía, para ser una "terapia" defendida en muchas ocasiones con el argumento de "es que las malvadas multinacionales farmacéuticas de la medicina convencional..." Vivir para ver, que decía el poeta.
(Se me ocurrió escribir esta entrada gracias a un comentario de mi amigo Luis Díaz Vilela durante la reciente mesa redonda que compartimos en el curso Ciencia y Pseudociencias en la Universidad de La Laguna).

36 comentarios:

  1. Hay quien lo paga y contento... XD

    Valora en upnews.es: ¿Pagaría usted más de 2 euros por un gramo de azúcar, sabiendo que lo puede comprar en el súper por menos de un euro el kilo? ...

    ResponderEliminar
  2. Vaya mierda de artículos que escribes....

    ResponderEliminar
  3. Lee:

    http://www.elcomercio.es/v/20111106/asturias/homeopatia-entra-consultas-primaria-20111106.html

    ResponderEliminar
  4. ¿Mierda de artículo? Explica claramente lo que hay, el que no lo vea es porque no quiere razonar, y ante eso, poco se puede hacer ya.

    ResponderEliminar
  5. Cuidado con estos chamanes se están metiendo en universidades y hospitales, que vergüenza!!

    Con la crisis al final legalizarán hasta el voodoo para tratar a los pacientes.

    ResponderEliminar
  6. Pues a mi me funciona ;-)

    ResponderEliminar
  7. Lo que venia llamandose complejos vitaminicos y demas parafernalia, ahora etiquetado bajo el nombre de homeopatia.
    El caso es que si se llama Apiserum, Supradyn activo, etc, si que es bueno no?, si se llama, receta del brujo chano no lo es.

    Para gustos los colores.

    ResponderEliminar
  8. ...cosas graciosas como le que ha recogido, ocurren también en la medicina preofesional o convencional: cuando era un adolescente conocí a una mujer a la que habían "desahuciado" (mandado a casa) en la Paz, en Madrid, por un cáncer incurable. Yo la conocí dieciseis años después de aquel veredicto médico.
    Tengo muchos familiares médicos y todos (creo sin faltar ninguno) son de la misma opinión que Ud. Sin embargo creo que la medicina podría mejorar muuuucho si atendiese a algunos de los hechos que modelos como los florales de Bach, que se basan en el mismo principio, me consta que corroborado por la ciencia, del comportamiento "memorístico" de la molécula de agua. Así como la investigación neurológica que tan magnifícamente sigue y muestra Eduard Punset va aclarando oscuridades de la ciencia tradicional y entrando en lugares comunes de las tradiciones espirtuales de distintos puntos del planeta, que ya ofrecían respuestas hace 5000 años algunas de ellas (léase China e India).
    Me consta que para el Occidental profesional medio (con medio me refiero a que da igual en qué país Europeo o Americano lo busquemos) es una barrera sobre la cual le cuesta mirar.
    Magnífico artículo!
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que las propiedades memoristicas del agua no han sido demostradas, y claro que a la medicina le queda mucho por aprender, pero también a usted que parece confundir naturopatia y otras prácticas curativas con la homeopatía, invento moderno, occidental y asociado a muchas de las grandes farmacéuticas y sus peores prácticas, pero bajo nombre de marcas subsidiarias.

      Eliminar
    2. Me temo que el anónimo del 16 de Diciembre no sabe o no se entera que está equivocado, ya estamos a 2014 y la propaganda de Carlos Chordá y cia se ha podrido:

      https://homeopatiayseudoescepticismo.wordpress.com/2014/11/05/analisis-de-ciencia-para-nicolas-homeopatia/

      Y de la memoria del agua, a ver si leemos un poquito.

      Eliminar
  9. Si lo sustituyes por una pastillita de sacarina, también te funcionará! ;)

    ResponderEliminar
  10. espero que el comportamiento memorístico de la molécula de agua no esté corroborando por la ciencia, si no, llevo media vida llenándome de memorias de mierda

    ResponderEliminar
  11. no tienes ni idea de nada, la homeopatia FUNCIONA!

    ResponderEliminar
  12. Y el placebo también funciona!

    ResponderEliminar
  13. Lo siento pero no: el agua no memoriza. Esto fue un artículo publicado por el premio nobel de fisiologia Luc Montaigne en una revista que NO estava revisada y que era de su propiedad. Jm, te recomiendo que te leas el articulo pk yo me estuve riendo a carcajadas. Así que no, no hay ninguna prueba que el agua memorize nada y mucha evidencia de que no lo hace.

    ResponderEliminar
  14. y quien no pagaría hasta 100 euros el kilo si funciona, si lleva peregrinando médico tras médico, especialista tras especialista, y pruebas tras pruebas y la conclusión es que te vendiga un cura..........

    ResponderEliminar
  15. No tienes ni puta idea! A mi me funciona con las migrañas y he dejado de creer en los neurologos que me estaban hinchando a pastillas y esos si me ponian malo!! Viva la homeopatía!!!

    ResponderEliminar
  16. Meterse la punta del dedo por el cu1o y darle vueltas no sólo quita el hipo, sino que es más efectivo que tomar las pastillitas estas de m¡erda para curar todas las enfermedades que supuestamente curan dichos placebos.

    ResponderEliminar
  17. Buen artículo, aunque creo que en el analisis confundes el hecho con el caso, es cierto que dichos productos son en su mayor parte placebos, aunque si funcionan o dan esperanzas cuando a alguien le han desahuciado benditos placebos sean. Es cierto que la situación como pseudociencia de la homeopatia ha generado una amalgama de gurus, y aprovechados que no responden a la verdadera naturaleza de la disciplina en concreto. Si valoramos desde un punto de vista contradictorio a la ciencia médica convencional con la pseudociencia de la homeopatia, veremos como se realiza por la primera un tratamiento siempre sintomatico y casuistico de la enfermedad, dejando al paciente en el estado de que sus dolencias serán tratadas dentro de los límites de las soluciones tangibles o inmediatas, sin embargo la postura de la homeopatia, ir a la raiz original del problema, cual es la dieta adecuada para que los organos funcionen de una forma correcta, que soluciones o complementos pueden prevenir o paliar de forma indirecta la promoción propia de enfermedades y dolencias, podemos concluir que lamentablemente la homeopatia es un campo de estudio necesario y positivo para la sociedad, pero que el escepticismo que generan esos gurus pseudocientificos impiden que se desarrollen verdaderas investigaciones en nuestras universidades. Farsantes, muchos, engaños más, placebos positivos también los hay, pero no olvidemos que nuestra ciencia es limitada, no lo sabemos todo y negarnos a seguir indagando es tan nefasto como vender a precio de oro azucar con aguita. Pensemos que uno de esos homeopatas que detestas en españa es un gran oncologo con sus años de universidad y cursos oficiales y meritos medicos convencionales, y que mantiene su doble actividad, como oncologo y como homeopata (cuando encuentre el nombre os lo cuelgo), por lo tanto homeopatia cientifica si, engañabobos no. Gran artículo un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que utilice un placebo con un paciente ha de tener la decencia de cobrarle el precio justo de lo que le está administrando. Cuando se cobra muy por encima de su valor se le llama solución homeopática y es un fraude para el paciente.

      Eliminar
  18. El problema de artículos como éste es que caen en la falacia argumentativa del chamán: cargan con el peso de una prueba que no les corresponde. Por más demostraciones científicas que se hagan, siempre habrá un argumento irrebatible más allá (la "cerrazón mental", el "a mí me funciona" o los "casos reales" de médicos errados contra chamanes certeros, que recuerdan tanto aquellos otros "casos reales" que los curas de los colegios religiosos aducen en los ejercicios espirituales -y que son los mismos desde el siglo XVI en muchos casos). Por tanto, no hay que liarse a discutir o demostrar: basta con pedir la prueba irrefutable, documentada y evidente de que la homeopatía y demás memeces funcionan. Y digo más allá del efecto placebo, por supuesto. Porque tal efecto es algo evidente, pero no demuestra nada sobre lo que aquí se discute realmente. Ah, y por cierto: yo también he conocido pacientes que se han tratado enfermedades con homeopatía o hierbecitas, y en vez de curarse han acabado en una silla de ruedas con las piernas amputadas (caso de un diabético que confiaba más en florecillas, infusiones y gotitas homeopáticas que en la insulina que le ofrecía su corrupto médico) o bajo tres metros de tierra (y no hace mucho ha habido uno ilustre)

    ResponderEliminar
  19. el articulo sensacional, un día deberías hablar del agua embotellada, de la cara, la que beben en wall street, estaré esperando el artículo en meneame :)

    ResponderEliminar
  20. si compras afterbite en la farmacia de turno te cuesta 7 € por 10ml creo o menos no se, y si lo compras en la drogeria de turno, AMONIACO sin perfume, 0,47 cts el litro segun marcas claro,
    a los de la homeopatia les diria que se tomasen los actimeles y no se pongan agresivos, tranquis los placebos son buenos ya lo dice la psicologia, hacen el mismo efecto que el original, todo es sugestion, el lo bueno de ser humano, esto se lo das a un perro y te lo escupe a la cara.

    ResponderEliminar
  21. Las bocas abiertas suelen acompañar a mentes cerradas. Hablar de esta manera de la homeopatía demuestra tener una cultura limitada. Si prefieres el Zitromax, pues adelante.

    ResponderEliminar
  22. Sacar una composición y juzgarla a ojos de ciudadano es muy fácil cuando no tienes ni idea. Más de 4 años me he pasado con anginas mensuales y hasta que no llegó una doctora homeopática no me curó. Llevo 2 años sin padecer anginas.. Que casualidad no?? La homeopatía se basa en dosis muy pequeñas para llegar a lo más profundo del problema. No por mas cantidad tiene mayor efectividad. Documentate antes de juzgar composiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón amigo, yo llevaba 10 años con continuos problemas de garganta, iba a los mejores especialistas de pago y no de pago y lo unico que me mandaban era continuos antibioticos y poco mas. Desesperado, fui a un medico homeopata y que casualidad que me mejore casi al 100%. Y os puedo decir que no hay efecto placebo porque sólo yo sé lo que llevaba pasado con problemas de garganta.
      Os cuento mi caso y no tengo ningún tipo de interés ..
      Por cierto, estaría bien analizar como la medicina actual utiliza medicamento que en la mayoría de las veces causan tantos daños como beneficios... antibioticos, antiflamatorios

      Eliminar
  23. Se nota que estás claramente en contra de la homeopatía, por eso no quieres comprenderla, solo buscas algunos aspectos y los ridiculizas. No sé qué hay de científico en todo esto.

    ResponderEliminar
  24. "Anónimo dijo...
    Lo siento pero no: el agua no memoriza. Esto fue un artículo publicado por el premio nobel de fisiologia Luc Montaigne en una revista que NO estava revisada y que era de su propiedad. Jm, te recomiendo que te leas el articulo pk yo me estuve riendo a carcajadas. Así que no, no hay ninguna prueba que el agua memorize nada y mucha evidencia de que no lo hace.
    7 de noviembre de 2011 22:38"
    Si yo también me reí a gusto con el artículo, por eso digo al final con toda la sinceridad que es magnífico, y estoy convencido de que hay gran parte de charlatanería como la hay en todas las esferas de este mundo (a las pruebas las "charrotadas de los ""líderes mundiales"" desde el año 2007...). La verdad es que consulté un día a un amigo biólogo que ahora desarrolla su trabajo en Londres por el tema de la memoria del agua y él no me lo pudo confirmar ni desmentir. En torno al agua y a sus comportamientos se han hecho experimentos sorprendentes como el del japonés que le "escribía" al agua. Igualmente hay un alemán que ha mostrado la distinta "composición" en la organización de las moléculas entre el agua estancada que bebemos en las ciudades y el agua fluyente de un manantial.
    El caso que comentaba al principio de mi comentario, no tenía que ver con la homeopatía en sí. Aquella mujer llevaba 16 años siendo tratada por un hombre al que llamaban el "Curandero de Trabazos", del que se ha oído hablar en los medios alguna vez antes de su muerte hace ya alguanos años. A mí, ese dato me dejó perplejo y me marcó desde entonces en ver que no todo lo que "presume" saber la ciencia, lo sabe a ciencia cierta.
    Yo lo que digo (como castellano viejo que vendo de raíces) es que cuando el río suena es que agua lleva, y que si hay tantos casos que responden favorablemente a tratamientos homeopáticos y de otras índoles no científicas, haría muy bien la ciencia en abrirse al menos a echar un ojo y ver si es posible definir de una manera concreta lo que está pasando en esos casos. No más.
    Por lo demás insisto, un gran artículo que me ha echo reir de mis propias ideas.
    Otro saludo

    ResponderEliminar
  25. Actualmente está muy en boga en determinados ambientes "progres" arremeter con sarcasmo contra las medicinas y terapias alternativas. ¿Sostienen los hechos observados (método científico) este ensañamiento? En mi opinión no, y tampoco en la opinión de muchos médicos - por ejemplo en Alemania- que no se ruborizan en buscar la cooperación con esos "magufos", cuando la salud de los pacientes está en juego. ¿Qué impulsa a estos representantes de la medicina clásica a recurrir a métodos tan poco ortodosos? Por supuesto que, gracias a su formación académica, saben que la mayoría de esos productos y procedimientos son completamente inocuos, y que , por sí mismos, ni curan ni matan; pero la experiencia les ha enseñado a contemplar al paciente en su totalidad, como una entidad con un componente físico y un componente psíquico. Conocidas, aunque no explicadas, son las denominadas dolencias psicosomáticas, y, así mismo, el efecto placebo, cuya eficacia no es inferior a la de muchos medicamentos adquiridos en la farmacia.

    ResponderEliminar
  26. En fin, aburrido ya del "a mí me funciona" y del "pues muchos médicos la usan" (falacias: 'post hoc ergo propter hoc' y 'de autoridad' aderezadas con efecto placebo), simplemente indicar que NI UNO SOLO de los muchos estudios que se han hecho con los preparados homeopáticos han podido demostrar significativamente que funcionen mejor que el placebo. Todo lo demás es un blablabla cansino. Lo más triste es que, además de que muchos están afectados por semajante timo, parecen orgullosos de ello.

    ResponderEliminar
  27. Carlos chordá, tu diras lo que quieras pero yo he estado 15 años padeciendo migrañas terribles, con neurologos que no hacían mas que darme pastillas y meterme mierda en el cuerpo, hasta que fuí a un homeópata y me hizo un estudio donde vió que mi problema venía del estómago, cosa que los neurólogos dicen que es de la cabeza. Pues con la homeopatía he ganado muchísima calidad de vida. Mientras las pastillas eran para cuando me daban las crisis la homeopatía es para prevenirlas, que es lo que interesa.
    En mi caso te puedo asegurar que no es ningún timo.

    ResponderEliminar
  28. Ante todo debo decir que soy médico, con 36 años de ejercicio profesional, especialista en cardiología y urgencias. Por curiosidad profesional me formé en acupuntura y fitoterapia como autodidacta y las practiqué, y leí bastante sobre homeopatía.
    Hay en general bastante confusión en los conceptos que se utilizan, como decir por ejemplo que lo "natural" es bueno, o mejor, que lo artificial. En la historia de la medicina y de la terapéutica, muchas sustancias naturales se usaron y se usan: digital, efedra, atropina, vinca, y otras. El problema es que es muy difícil estandarizar las dosis cuando se utilizan infusiones, decocciones, emplastos, etc., y más aun cuando es sabido que los vegetales difieren en la concentración de sus principios activos según la humedad, la época del año, la zona de recolección, etc. Así surgió la necesidad de aislar los principios activos y medirlos, para dar siempre lo mismo, pero ajustado al peso, edad, función orgánica, y demás características de cada paciente.
    Por otra parte, hay fármacos sintéticos, que no existen como tales en la naturaleza por haber sido inventados por el hombre, que son muy seguros y fiables, por supuesto que utilizados por quien sabe hacerlo.
    Tanto en uno como en otro caso (hierbas puras, pastillas de medicamentos herbales, o pastillas de sintéticos) las dosis se miden en miligramos o gramos de principio activo, que es precisamente lo que hace a su efectividad, según las leyes fisicoquímicas, que por lo que se sabe, no pueden ser violadas, pues son la base del funcionamiento del universo.
    La homeopatía, al no utilizar dosis medibles de sustancias, pretende una refutación de tales leyes, pero basándose en principios no demostrados, sino supuestos por su posible efectividad, que es muy discutible debido a los sesgos que introduce la subjetividad, el efecto placebo, la relación médico paciente, etc. No tengo más que hacer recordar lo mucho mas efectivas para calmar el dolor de un niño que son las tiritas con dibujitos de personajes, que las simples de un solo color.
    En fin, hay mucho para aclarar, pero creo que excedo el espacio que se debe usar en este tipo de entradas.
    Un saludo a Carlos Chordá.

    ResponderEliminar
  29. estaba buscando esa cajita, estoy parando en un hotel en recoleta y me lo recomendaron.. se consigue sin receta?

    ResponderEliminar
  30. Buenas tardes, hemos encontrado su Web en Google y nos gustaría proponerles un intercambio de enlace (Texto). Nos beneficiaría a ambos, mejorando nuestra posición en todos los motores de búsqueda.
    Aprovechamos para ofrecerle nuestros servicios como estudio creativo (diseño web, gráfico, impresión y vídeo).
    Agradecemos su tiempo y disculpen las molestias.

    Miguel Ángel R.C.
    Responsable de marketing.
    info@websmultimedia.com
    Websmultimedia.com

    ResponderEliminar
  31. Que la homeopatía es un fraude no está reñido con que las farmacéuticas sean malvadas. Ambas cosas son verdad.

    ResponderEliminar