viernes, 19 de febrero de 2010

Abróchense el cinturón

La energía cinética, es decir, la asociada a la velocidad, está en relación directa con la masa y con el cuadrado de la velocidad. Esto significa que si se duplica la velocidad del vehículo en el que viajamos, su energía cinética se multiplica por cuatro, y que si triplicamos la velocidad, se multiplica por nueve. Quien se pone al volante debería tener presente que, en caso de accidente, la violencia del impacto es el resultado de la brutal liberación de la energía cinética que poseía el vehículo. Todos sabemos que la correcta utilización de los cinturones de seguridad reduce el riesgo de muerte y de lesiones graves, pero no está de más recordarlo con este estupendo vídeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada