martes, 24 de junio de 2014

Comer sin miedo, leer sin miedo


A estas alturas pocos de vosotros no habréis oído hablar de José Miguel Mulet, profesor de biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia. No por su labor profesional, sino por su faceta de divulgador, sobre todo del campo a que dedica sus trabajos de investigación, la mejora genética de vegetales. Y lo hace sin pelos en la lengua, lo que le ha conducido a ser muy popular entre los círculos antitransgénicos, esa gente que se opone a ellos no desde argumentos científicos (aunque aseguren que sí), sino desde posturas ideológicas, a pesar de que oponerse a algo porque sí no suele ser muy buena idea. Como muestra, su charla en Amazings Bilbao 2011, evento en el que los que estuvimos recordamos como uno de los momentos cumbre aquel en el que Mulet se zampa un tomate transgénico. O su libro Los productos naturales ¡vaya timo!
Comer sin miedo es su segundo libro, esta vez dedicado, como pone en la portada, a desmontar los "mitos, falacias y mentiras sobre la alimentación en el siglo XXI". Y no deja títere con cabeza. Se atreve con todo. Incluso se atreve a decir cómo se hace una paella auténtica, lo que personalmente me ha dolido. Como si fuera un dogma de fe, asegura que el pimiento es un ingrediente para turistas. ¡Pero hombredediós, si mi abuela Dolores, valenciana de Burriana, de la que aprendí a hacer nuestro plato más internacional siempre ponía pimiento verde! En lo del chorizo, espárragos y tal, en eso acierta, por supuesto.
Si acaso es esta la única pega (no te me enfades, José Miguel; tampoco me ha dolido tanto) que puedo sacar de su Comer sin miedo, que además de ser muy riguroso en sus argumentos, con abundantes citas a pie de página, es muy divertido. Claro que esto no es ninguna sorpresa para quien conoce al autor. Como nuestra, un botón:

"Parece que en toda la historia de la humanidad no ha habido ningún caso de la abuela que cocinara mal. Además, esto debe ser algún efecto genético que los científicos todavía no han descifrado. Hay madres que pueden preparar mejunjes infumables que nos obligan a comer como lentejas o espinacas, pero en el momento en que esa madre es abuela es como si del cielo bajara una lengua de fuego pentecostal y le regalara un título de máster chef por ciencia infusa".

El libro comienza con un capítulo, "Y esto de comer, ¿para qué sirve?", en el que nos cuenta la biología relacionada con los procesos de la nutrición. Ya desde ahí, Mulet en estado puro: la falacia de la alimentación natural y ecológica, los procesos químicos que hay en la cocina, las alarmistas campañas sobre los peligrosísimos venenos que hay en la comida -como los denostados conservantes-, las dietas... Todo esto y mucho más se puede ver a través de la lupa que Mulet (y cuánto sabe, el muy puñetero) nos pone en las manos en forma de libro. Un libro que, podéis creerme, lo vais a disfrutar. Salvo que estés convencido por los bocazas de Greenpeace y similares de que el progreso nos conduce a la extinción. Si te cuentas entre ellos, posiblemente no te vas a atrever a leerlo; a nadie le gusta que critiquen sus creencias; a pesar de todo te recomiendo que lo intentes. Será un ejercicio mental saludable. Todos los demás lo podéis leer sin miedo.

Comer sin miedo
J. M. Mulet
ISBN: 978-84-233-4756-8
Ediciones Destino, 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada