jueves, 8 de noviembre de 2012

El ser humano, cumbre de la evolución

Estos días se está celebrando la Semana de la Ciencia de Navarra 2012. Dentro de los actos programados, ayer tuve el placer, como miembro del recién nacido Club de Amigos de la Ciencia, de perpetrar una charla titulada Qué es esa cosa llamada ciencia en el Planetario de Pamplona.
En ella, entre otras cosas, comenté que algunos modelos que explican la evolución biológica transmiten inconscientemente la idea de que dicho proceso, que está en marcha desde que la vida surgió hace 3.200 millones de años, tenía como objetivo la aparición del ser humano, lo que nos convierte en la especie culminante de la evolución. Fijaos, si no, en este árbol evolutivo (que proyecté durante la charla), en el que la ramita más central, la más alta, en definitiva la más importante, es la de nuestra especie:


Después de esta diapositiva puse un breve vídeo que transmite la misma idea. De esta manera comenzaban todos los capítulos de la estupenda serie divulgativa Érase una vez el hombre:



Ambos documentos, el árbol evolutivo y la serie, tienen ya unos años. Pero se sigue haciendo cosas similares, como este vídeo que encontré ayer mismo en facebook. Es precioso, y ha tenido un éxito fenomenal. Cuando escribo esto hace tan solo 9 días que se subió a youtube, y lleva más de un millón de visionados. Su título, revelador: Nuestra historia en un minuto. ¿No os recuerda al comienzo de Érase una vez el hombre?



Este tipo de simplificaciones (porque lo son, y mucho) de la evolución biológica generan un problema. Existe una variante light del creacionismo (creencia que viene a asegurar que el relato del Génesis es real), el diseño inteligente, que consiste en aceptar que la evolución es un hecho, pero asumiendo como una realidad demostrable científicamente que hay un ente superior, sobrenatural, que la ha guiado de manera que condujera a la aparición de la humanidad. El diseño inteligente es, por tanto, una pseudociencia, porque es imposible acceder mediante el método científico a un ser que no forma parte del mundo físico. No hay mucho riesgo de que el creacionismo, a diferencia de lo que ocurre en otros lugares como Estados Unidos, vaya a sentar sus reales por estos pagos, pero no podemos decir lo mismo del diseño inteligente, que trata de hacerse un hueco en la vieja Europa. Con ayudas como la de este vídeo tan bonito lo tiene un poco más fácil.

10 comentarios:

  1. Si, hay que hacer otro video que hasta la mitad sea el mismo pero que luego vaya "dirigido" a la amanita, o al percebe, por ejemplo. El caso es que más allá de cualquier bacteria o una termita, no veo organismo alguno que represente su importancia en la Tierra, dado que es el único capaz de abandonarla o de cuidarla como su hábitat, aunque lo segundo es complicado, tirando a imposible... Para mi, la importancia del ser humano como ser vivo es esa. Y que dichas capacidades las obtuvo en unos escasos milloncitos de años.

    ResponderEliminar
  2. No se cual es el sentido de la evolución, pero lo que sí está claro es que somos la especie más relevante, con diferencia, sobre el planeta. Y ello porque tenemos un cerebro que nos permitirá preservar la vida ante catástrofes cósmicas, crear seres vivos no biológicos e inteligencia artificial de capacidad caso ilimitada. Y eso cambiará sustancialmente la historia del universo, en mayor medida que en su momento la cambió la aparición de los primeros seres vivos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, pero eso no quita que el Homo sapiens haya aparecido de la misma manera que el resto de las especies y que, como estas, podría no haber existido.

      Eliminar
  3. Yo quedé fascinado desde niño por la secuencia de Érase Una Vez el Hombre y no recuerdo haber interpretado nunca que esa evolución era dirigida por un dios, ni tampoco que nosotros éramos "la cumbre". Simplemente en ese vídeo se representa nuestra historia: la nuestra, no la de otros seres vivos. Se podría haber hecho otro vídeo con la historia evolutiva de la amapola y no pasaría nada. Creo sinceramente que a veces nos pasamos un poco con estas cosas y tenemos un poco de paranoia, hasta el punto de que cualquier representación de la transformación evolutiva que ha sufrido el ser humano ya nos parece sospechosa.

    Por otra parte, el diseño inteligente no equivale a la evolución guiada por Dios (theistic evolution). En el Diseño Inteligente, Dios no solo "guía" sino que crea, produce las estructuras de los seres vivos de forma sobrenatural, mientras que en la evolución teísta, Dios utiliza sin que se note los mecanismos evolutivos naturales. Muchos católicos son "evolucionistas teístas" y creen que Dios programó la evolución para que saliéramos nosotros, pero no son "creacionistas del diseño inteligente".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón 1, hay algo de paranoia, y tienes razón 2: en ese vídeo (en los tres modelos) se representa nuestra historia, similar a la de hacerlo desde un antepasado humano por vía paterna, pongamos por caso. Pero sí es cierto que de alguna manera transmiten la idea de que la evolución conduce a nuestra aparición, lo que puede ser interpretado por una gran parte de la evolución con un sentido finalista.
      Un saludete.

      Eliminar
  4. Me corrijo: en el diseño inteligente no se especifica que Dios sea Dios y que la creación del agente inteligente sea sobrenatural. Aunque sea lo que ellos realmente creen... ;o)

    ResponderEliminar
  5. Hola Carlos!

    Sinceramente, he visto el vídeo de "Our story in 1 Minute" como 200 veces y sigo sin verle el sentido "diseño inteligente" ni creacionismo ni Dios como guía ni como creador ni nada de nada.
    O bien tu interpretación es muy sutil o yo no me estoy enterando de nada (que MUY BIEN puede ser) pero es que no lo veo por ningún lado.
    Si queremos hacer un vídeo de "our story" tiene que ser así.

    Si buscas en google "amapolas' story" pues tendrá el focus en las amapolas, digo yo.

    En fin, un muuugido!

    ResponderEliminar
  6. La charla estuvo realmente bien, sin embargo, te sugiero que NO "pruebes, pruebes y pruebes" el experimento de las 40 pastillas, no sea que un día funcionen y te otorguen un premio Darwin !

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Mi felicitación por la charla. yo me estuve riendo desde que sacaste el Sedativ ( o como se diga), lo único que me "dolió" es que te gastes 7 € cada vez que des una charla, jaja. Los ejemplos que pusiste fueron muy buenos, (tienes a mi hermana flipada ;) y para el Diseño Inteligente me encantó el ojo del pulpo

    ResponderEliminar